Skip to main content

Vamos a caracterizar las cepas de Coxiella burnetii que circulan por Europa

La fiebre Q es una importante enfermedad zoonótica causada por la bacteria Coxiella burnetii. Los signos clínicos en humanos varían desde síntomas similares a los de la gripe hasta infecciones persistentes y potencialmente mortales. Los rumiantes, y en particular las ovejas y las cabras, son la principal fuente de infecciones humanas, aunque C. burnetii puede infectar a una amplia gama de otros animales, incluidos los animales salvajes. En los rumiantes, C. burnetii puede causar abortos, mortinatos y crías débiles, principalmente en pequeños rumiantes, aunque, si los animales no están gestantes, la infección pasa de forma asintomática. Por lo tanto, el rango de hospedadores y el resultado de la infección son variables, y no está claro el papel que juega en esta variación el genotipo de C. burnetii. Los principales métodos utilizados actualmente para el genotipado de C. burnetii proporcionan información limitada y son difíciles de estandarizar entre laboratorios. La secuenciación del genoma completo (WGS, whole genome sequencing) ha revolucionado la epidemiología molecular y la vigilancia de muchos patógenos zoonóticos, ya que proporciona información genética completa y se estandariza fácilmente. Sin embargo, hasta la fecha se han secuenciado relativamente pocas cepas de C. burnetii, en gran parte debido a las dificultades para aislar la bacteria a partir de las muestras de campo.
El Departamento de Sanidad Animal de NEIKER participa en un proyecto  financiado por la ERA-NET “Coordinación Internacional de Investigación sobre Enfermedades Animales Infecciosas” (ICRAD, Coordination of Research on Infectious Animal Diseases). En el proyecto participan 7 instituciones de 6 países europeos. La amplia experiencia en vigilancia y genómica de C. burnetii que reúne el consorcio permitirá recopilar muestras positivas a C. burnetii de una amplia gama de hospedadores (ganado, fauna silvestre y humanos). Para ello, en el transcurso del proyecto se utilizarán métodos de aislamiento que mejorarán los actualmente disponibles. El genoma de las cepas aisladas durante el proyecto, además de las cepas ya disponibles por los distintos socios, se secuenciará (WGS) para generar una base de datos integral de genomas anotados de C. burnetii, que incluirá datos fenotípicos de campo y procedentes de ensayos celulares in vitro. Los datos de WGS se analizarán utilizando diferentes enfoques bioinformáticos novedosos para identificar los determinantes moleculares asociados al tipo de hospedador y la virulencia de C. burnetii. Finalmente, se elaborarán recomendaciones para la futura vigilancia molecular de C. burnetii.
El pasado 31 de mayo se celebró en Edimburgo la reunión de lanzamiento de este proyecto, que se desarrollará a lo largo de los próximos 3 años, y que nos permitirá no solo caracterizar a nivel molecular las cepas de C. burnetti que circulan en Europa, sino también obtener datos actualizados acerca de las causas de aborto en rumiantes de la CAPV, incluyendo la Fiebre Q. Para ello, como parte de este proyecto, NEIKER ofrece la posibilidad de realizar un protocolo diagnóstico completo para los casos de aborto en rumiantes (bovino, ovino y caprino) financiado a cargo del proyecto. Desde aquí, animamos a todos los/as veterinarios/as clínicos a que estén alerta y se pongan en contacto con el Departamento de Sanidad Animal de NEIKER para enviar muestras (Propuesta a veterinarios y tecnicos_abortos rumiantes ICRAD) ycolaborar con nosotros en la mejora del estatus sanitario de las explotaciones, para limitar al máximo infecciones de tipo zoonótico como la fiebre Q.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *