Skip to main content

Vigilancia de la Influenza Aviar altamente patógena en Euskadi

La influenza aviar es una enfermedad producida por un virus de la familia Orthomyxoviridae. Se trata de un virus ARN con una alta capacidad de mutación y variabilidad genética, lo que tiene importantes consecuencias en su persistencia y evolución, ya que le otorga la capacidad de cambiar rápidamente y adaptarse a nuevas situaciones. La influenza aviar altamente patógena es una de las enfermedades más importantes en la producción avícola ya que conlleva grandes pérdidas para el sector, y además, algunos subtipos son zoonóticos. Claros ejemplos son los brotes detectados en Europa, donde desde octubre de 2021 hasta el 30 de mayo de 2022, se han notificado 2.315 focos en aves de corral en 26 países y 2.432 focos en aves silvestres en 32 países, identificándose en la gran mayoría de los casos el subtipo H5N1 altamente patógeno, y de forma más aislada, el H5N8 y H5N2 (Fuente: IZEV.  https://www.izsvenezie.com/documents/reference-laboratories/avian-influenza/europe-updates/HPAI/2021-1/total-events.pdf).
En España, el primer foco de esta temporada se detectó el 4 de enero en Lleida, donde se identificó H5N1 en 4 cisnes y 1 cigüeña encontrados muertos. Desde ese momento y hasta el 18 de mayo se han declarado un total de 31 focos por H5N1 de alta patogenicidad en aves domésticas en Castilla León y en Andalucía y 38 casos en aves silvestres en distintas localizaciones.  https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/informeia_2022-05-18_tcm30-584890.pdf

En Euskadi contamos con el “Programa de vigilancia de la influenza aviar altamente patógena” (Proyecto VIGIA), que se lleva a cabo en NEIKER en colaboración con las Diputaciones Forales y el Gobierno Vasco. Este programa se inició en octubre de 2005 y se mantiene en la actualidad con el objetivo de mantener la vigilancia y disponer de protocolos, recursos y técnicas de diagnóstico para la detección precoz de los posibles focos de influenza y el inicio de la respuesta inmediata. Así, en aves de granja se lleva a cabo una vigilancia activa anual en explotaciones previamente seleccionadas y una vigilancia pasiva en todas las demás, que incluye el diagnóstico diferencial de casos compatibles con influenza u otros procesos que afectan a las aves. En las aves silvestres la vigilancia activa incluye principalmente muestras de ejemplares vivos capturados para anillamiento, vivos en centros de recuperación por traumatismos u otros motivos no compatibles con enfermedad o ejemplares cazados. La vigilancia pasiva incluye principalmente muestras de ejemplares encontrados muertos o animales con síntomas de enfermedad. Así, desde el inicio del programa se han recibido y analizado un total de 4.781 aves silvestres y 4.828 aves domésticas, tanto para la detección del virus influenza mediante técnicas moleculares (RT-qPCR), como para la detección de anticuerpos frente al virus mediante técnicas serológicas (ELISA). Los resultados obtenidos indican que los virus influenza de baja patogenicidad se detectan en el 1,9% de las aves silvestres y el 2,7% de las aves de granja presentan anticuerpos frente a subtipos influenza de baja patogenicidad.
En cuanto a virus influenza de alta patogenicidad, fruto de la vigilancia pasiva que se lleva a cabo en aves silvestres, en mayo de este año se ha detectado la infección por H5N1 en dos buitres, encontrados en dos puntos diferentes de Gipuzkoa y en un tercero contagiado por tener contacto estrecho con uno de los anteriores. Estos resultados han sido confirmados por el laboratorio central de veterinaria de Algete.
Así, las recomendaciones incluirían evitar el contacto de las aves domésticas con aves silvestres reforzando la bioseguridad tanto en las explotaciones avícolas como en las aves de autoconsumo. Por otro lado es necesario reforzar la vigilancia tanto en aves silvestres como domésticas para la detección precoz de nuevos casos. Así, la intensificación de la vigilancia ha permitido analizar muestras de 132 aves silvestres desde la detección del primer buitre positivo.

Fotografía:  https://izsvenezie.com/documents/reference-laboratories/avian-influenza/europe-updates/HPAI/2021-1/maps.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *