Skip to main content

Resultados obtenidos en 2020 en proyectos relacionados con la estrategia “One-Health”

La estrategia «One-Health» consiste en abordar las enfermedades, y problemas asociados, que afectan a la población humana y animal, y al medio ambiente, de una forma coordinada y multidisciplinar. En este sentido son importantes los patógenos zoonóticos, que se adquieren a través de la cadena alimentaria, a través de la vía aerógena, por contacto directo, o a través de la picadura de artrópodos. Estos son los avances de algunos de los proyectos que se desarrollan en el Departamento de Sanidad Animal:

Vigilancia sanitaria de las especies silvestres en la CAPV
El objetivo principal de este proyecto es determinar la prevalencia y distribución en el medio natural de infecciones y/o enfermedades que afectan a las especies silvestres y que pueden ser preocupantes para el ganado doméstico y para las personas. Así, anualmente se vigila la presencia de diferentes virus, bacterias y parásitos en función de la especie animal investigada. Quizá, los agentes de mayor trascendencia son los virus causantes de la influenza aviar y las micobacterias implicadas en la tuberculosis animal, principalmente en jabalíes y ciervos. Por otra parte cabría destacar el seguimiento de la enfermedad de Aujeszsky o la brucelosis en los jabalíes, y de otras, como la sarna y la hidatidosis en los carnívoros y ungulados. Además, se vigila la posible entrada en la CAPV de enfermedades emergentes como la peste porcina africana o el virus del Nilo occidental (West Nile), esta última de carácter zoonótico. Se considera un proyecto estratégico para garantizar la salud humana y animal.
Estrategia One health para el estudio de la Fiebre Q en la interfaz animales-humanos-medio ambiente en el norte de España
La fiebre Q es una zoonosis ocasionada por la bacteria Coxiella burnetii cuyos principales reservorios de la infección son los pequeños rumiantes. A lo largo del 2020 se han analizado los resultados obtenidos en el análisis de muestras ambientales (polvo de superficies) de 272 explotaciones ovinas y caprinas muestreadas en 2018-2019. Las principales variables asociadas al riesgo de infección han sido la comarca agraria, el censo, y el contacto con otros rebaños, entre otras. Se han identificado 5 genotipos de C. burnetii, siendo el más frecuente el SNP-8. El seguimiento de la infección natural por Coxiella en 4 rebaños ovinos y 1 rebaño caprino indica que la infección desciende significativamente a lo largo de 4 parideras, aunque se observan reactivaciones en función del manejo del rebaño. Además, se ha estudiado el reservorio silvestre, detectándose la infección en jabalíes, corzos y ciervos. Tenemos pendiente el realizar el genotipado, para comprobar si las especies silvestres comparten genotipos con el ganado doméstico.
Reducción del uso de antibióticos en ganadería
A lo largo de 2020, hemos incorporado las técnicas de secuenciación masiva aplicadas al estudio de genomas bacterianos completos. Con ellas hemos caracterizado los determinantes génicos de resistencia de las bacterias aisladas en explotaciones de rumiantes de la CAPV en el marco de los programas de vigilancia epidemiológica de resistencias en ganadería. Así mismo hemos completado el estudio piloto puesto en marcha en 2019 en explotaciones de ganado vacuno de leche con el fin de identificar puntos de mejora que ayuden a reducir la incidencia de las enfermedades infecciosas y con ello favorecer el uso prudente de los antibióticos: “tanto como sea necesario, tan poco como sea posible”.


Fotografía: NEIKER-Sanidad Animal

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *