Skip to main content

NEIKER contribuye a una de las colecciones de genomas completos de Listeria monocytogenes más amplia de Europa

Listeria monocytogenes es un patógeno intracelular facultativo responsable de la listeriosis, una enfermedad grave que afecta tanto a humanos como a animales. L. monocytogenes es una bacteria ubicua que se encuentra en varios nichos ecológicos, incluidos los entornos naturales y agrícolas. Los animales de granja, en particular los rumiantes, son un importante reservorio de L. monocytogenes y contribuyen a la contaminación del medio ambiente de la granja a través de su eliminación por las heces. La fauna silvestre también juega un papel como reservorio de esta bacteria. Además, esta bacteria puede persistir durante mucho tiempo en el suelo y en el ambiente de la granja. Por su capacidad de formar biofilms** y resistir a la acción de los desinfectantes, algunas cepas son capaces de persistir en el ambiente natural (granjas) y alimentario (zonas de procesado de los alimentos) por largo periodos.
En un trabajo reciente resultante de la colaboración de 21 socios, se han secuenciado los genomas completos de una colección de 1484 aislados de L. monocytogenes procedentes de 19 países europeos y de distintos compartimentos ecológicos con objeto de estudiar los mecanismos de adaptación de distintas cepas a los alimentos. La colección de genomas generada incluye 756 de origen animal (411 animales de granja, 179 animales silvestres y 166 del entorno de las granjas) y 728 de origen alimentario (246 carne, 165 pescado, 119 lácteos, 95 vegetales y frutas, y 103 platos compuestos). El conjunto de datos obtenido cubre una amplia diversidad genética de L. monocytogenes ya que según se infiere de sus patrones de MLST, incluye 137 tipos de secuencia (STs), pertenecientes a 54 complejos clonales (CC) diferentes y 25 tipos de secuencia (ST) únicos. Fue interesante observar que los CC que se encuentran más comúnmente en el entorno alimentario (CC9 y CC121) rara vez se encontraron en animales o entornos naturales/de granja. Sin embargo, sí que se detectaron otros CC (CC1, CC2, CC4, CC5, CC6, CC8) que suponen un serio reto en la industria alimentaria, donde pueden persistir durante varios años.

El departamento de Sanidad Animal de NEIKER ha participado en este trabajo aportando aislados procedentes de rumiantes (bovino y ovino) y explotaciones aviares obtenidos a lo largo de estudios realizados en la CAPV durante los periodos 2004–2005 y 2014–2016: https://doi.org/10.1016/j.vetmic.2017.09.003

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2651128/pdf/1746-6148-5-2.pdf

La publicación completa donde se recogen los detalles de este estudio se ha publicado en Scientific Data 9: 190 (2022), accesible a través de este vínculo: https://www.nature.com/articles/s41597-022-01278-6.pdf


** Los biofilms son comunidades de microorganismos que crecen embebidos en una matriz de exopolisacáridos y adheridos a un tejido vivo o una superficie inerte (como los suelos o el equipamiento de explotaciones, mataderos o plantas de procesado). El crecimiento en biofilms representa la forma habitual de crecimiento de las bacterias en la naturaleza, y facilita su supervivencia en el ambiente en que se encuentran pues las protege de la desecación y los biocidas (como antibióticos o desinfectantes) y de la respuesta inmune del hospedador.

Fotografía: CDC, en Pexels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *